Socialismo

Socialismo

Comparte con tus amigos










Submit

Enrique Semo, comunista mexicano, escribió en diciembre del 2019 y principios de este año una serie de trabajos publicados por el periódico La Jornada titulados “Socialismo para el siglo XXI”. Un teórico que dio en mucho la argumentación para que en México hubiera libertades políticas, pleno derecho al voto y a la organización de partidos y agrupaciones.

A Semo lo podríamos inscribir entre los grandes hombres que le han dado a nuestro país conocimientos sobre su historia, su presente y también el futuro, más cuando hay un vacío entre los pensadores progresistas y falta de ideas para seguir en el camino hacia un sueño que podría ser el socialismo democrático.

En uno de sus trabajos dice:

“El capitalismo de nuestra época está cuajado de nuevas contradicciones. Entre ellas podemos citar las que se derivan del cambio climático y la eco destrucción. Se prevé un saldo de 200 millones de eco refugiados en los próximos 20 años; se estima que la elevación del nivel de los mares para este siglo será de 59 centímetros y afectará a unos 400 millones de personas. Por otra parte, la extracción de minerales y la explotación de los recursos energéticos y forestales suelen seguir una lógica cada vez más destructiva dejando tras de sí un paisaje desigual de centros mineros abandonados, suelos agotados, vertederos de residuos tóxicos y valores de activos devaluados”.

Aquí coincide con Heberto Castillo, quien decía que lo revolucionario era salvar a nuestra fauna y flora, el medioambiente, pasar a la energía sustentable, la no contaminante, la que da el sol, el aire, el agua, los ríos y los mares.

Nos dice Semo que “las grandes empresas impiden toda acción eficaz contra el deterioro climático y los recursos naturales. También están los persistentes problemas del desempleo masivo, la espiral a la baja del desarrollo económico en Europa y Japón, las devastadoras crisis económicas que el neoliberalismo ha causado en los países tradicionales y dependientes como la de la crisis de 2008”.

A falta de claridad hacia dónde va México, qué tipo de régimen para este siglo XXI, cuáles son las tareas progresistas del momento, nos ayuda a encontrar la respuesta la lectura del historiador Enrique Semo.

Ayuda en mucho a que no dispersemos ideas y objetivos a lograr, en este caso, salvar al mundo, empezando que en México se respete el medioambiente y no sigamos pudriéndolo. La fauna la estamos acabando hasta casi extinguir varias especies animales y la flora, como las selvas, la montaña y la sierra. Aquí, en nuestro estado, sin salvar, por ejemplo, el jaguar.

Semo termina uno de sus trabajos con lo siguiente: “Sin teoría revolucionaria no hay praxis revolucionaria, pero solo satisfaciendo las demandas ya existentes y urgentemente exigidas se puede pasar a la dirección del movimiento”.

 

Comparte con tus amigos










Submit