Surge una nueva policía comunitaria en la sierra de la Costa Grande

Surge una nueva policía comunitaria en la sierra de la Costa Grande

Comparte con tus amigos










Submit

Comunicaron que los pueblos de la costa y sierra noroeste de Guerrero se ven en la necesidad de una policía comunitaria que estará en coordinación con la UPOEG


Tecpan.- Con un bloqueo en la carretera federal Acapulco-Zihuatanejo, a la altura de la entrada del poblado Santa Rosa de Lima, en los límites del municipio de Tecpan de Galeana, habitantes de diferentes comunidades de la sierra de los municipios de Petatlán, Zihuatanejo, Coahuayutla, Zirándaro y Coyuca de Catalán anunciaron la creación de una policía comunitaria y pidieron paz para la zona colindante con la región Tierra Caliente.

La movilización comenzó poco después del mediodía y permaneció durante varias horas sobre ambos carriles de la carretera federal, donde no permitieron el paso de los vehículos, solamente de ambulancias o unidades que presentaban casos especiales de salud. Los inconformes exigieron la presencia de autoridades estatales y federales para pedir medidas de seguridad en la zona azotada por la violencia.

En un comunicado que ofrecieron, señalaron que los pueblos pacíficos de la costa y sierra noroeste del estado de Guerrero se ven en la necesidad de instalar una comandancia de policía comunitaria que estará en coordinación con la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG) debido a que se ha desatado una ola de violencia en los últimos meses que ha afectado la paz, la producción agrícola, ganadera y forestal.

También destacaron que la situación ha ahuyentado al turismo, ha golpeado el comercio local y, por consecuencia, ha desgarrado la tranquilidad de las familias trabajadoras, ya que no pueden salir “ni a la vuelta de la esquina” por temor a lo que están viviendo.

Los manifestantes consideraron que las dependencias de Gobierno se encuentran rebasadas por grupos delictivos que quieren despojar al pueblo del fruto de sus trabajos. Por ello, como sociedad, decidieron organizarse y están dispuestos a apoyar a las autoridades comunitarias con la finalidad de restaurar la paz con la recién creada policía ciudadana.

En el bloqueo, participaron cientos de habitantes de las diferentes comunidades que colindan con la región Tierra Caliente y la sierra de la Costa Grande, entre ellos, mujeres, niños y adultos mayores que llevaban palos y machetes, además de un centenar de policías ciudadanos que portaron el uniforme de la UPOEG.

Durante horas se vio suspendida la circulación en ambos carriles de la vía federal debido a las acciones tomadas, las cuales se hicieron justo en el tope que está a unos metros del puente que divide a Tecpan de Galeana de Petatlán.

En todo momento, los manifestantes pidieron un alto a la violencia, pues afirmaron que “en esta guerra han perdido a sus familiares”. Argumentaron que tienen deseos de salir sin temor a ser víctimas de la delincuencia.

El contingente portaba una manta en la que se leía “El pueblo apoya a la policía comunitaria”, también pancartas con la leyenda “Las comunidades hemos decidido formar una policía comunitaria para la defensa del pueblo”.

Por otro lado, miles de personas se vieron afectadas por la movilización, sobre todo, quienes se dirigían a Zihuatanejo o a los municipios vecinos de la Costa Grande. La manifestación concluyó a las 21:40 horas.

TAMBIÉN EXIGEN MAESTROS Y EDUCACIÓN DE CALIDAD

Al bloqueo se sumaron padres de familia de la Escuela Secundaria Técnica no. 251 de la comunidad El Mameyal, perteneciente al municipio de Petatlán, quienes argumentaron que hacen falta docentes en el plantel, ya que solamente cuentan con tres y dan clases dos días a la semana. Aunque las autoridades de educación ya tienen conocimiento, no han hecho algo al respecto para cambiar la situación.

Foto: Novedades Acapulco

Los inconformes exigieron una educación de calidad y pidieron que las autoridades se preocupen por las familias en la sierra, porque se sienten abandonados. Expresaron que lo único que quieren es que sus hijos no agarren “otros caminos”; sin embargo, señalaron que el Gobierno hace caso omiso y están cansados de eso.

Por último, explicaron que cinco maestros no se presentan desde hace más de un año y aunado a eso están cobrando sus quincenas. Criticaron que el director no los apoya para resolver el problema y los únicos tres maestros que suben a dar clases únicamente se quedan dos días a la semana.

Te puede interesar: Oficializan la Policía Comunitaria en cuatro poblaciones del puerto

Comparte con tus amigos










Submit