Suspegistas en movimiento

Suspegistas en movimiento

Comparte con tus amigos










Submit

En junio del año pasado, los trabajadores del Gobierno del Estado ya conocían el incremento salarial y también el aumento en prestaciones: 11 % directo a salario y 7 % en prestaciones, muy buen crecimiento. Si no todos, sí la mayoría reconoció la decisión del gobernador. Sin embargo, en septiembre de 2020 todavía no se conoce cuál será el crecimiento ni en salario ni en prestaciones. Es una situación compleja.

 

Por un lado, los recortes que ha realizado el Gobierno federal a decenas de programas, incluye rebajas a gobiernos estatales y municipales. En esa disminución entran la combinación de decisiones del gobierno federal de implementar un programa de austeridad y la pandemia. Ambos prácticamente destrozaron la economía nacional y mundial. Es básica la inversión extranjera y la nacional ha sido ahuyentada. La captación de impuestos también ha sido afectada.

 

En resumen, el Gobierno federal carece de recursos.  Como empleado esto es difícil de comprender, pues como trabajador esperas un aumento al salario y a prestaciones mayor o por lo menos igual al anterior. La situación económica va a ser más terrible. Todo depende de lo que acuerde la Cámara de Diputados y apenas en estos días va a comenzar la discusión del presupuesto. Este elemento del presupuesto, también poco es comprendido por miles de trabajadores.

 

Creen que el aumento o incremento salarial le corresponde al gobernante, llámese gobernador y presidente municipal. En realidad debería de atribuírsele a la Cámara baja. Y en ese espacio de poder se encuentra la mayoría de un partido. Por el momento, los suspegistas van a movilizarse con la petición de incremento salarial.

 

Comparte con tus amigos










Submit