Toque de queda blando, impone la alcaldesa de Tixtla, Erika Alcaraz

Toque de queda blando, impone la alcaldesa de Tixtla, Erika Alcaraz

Comparte con tus amigos










Submit

GUERRERO.- Efectivos de la policía preventiva a del municipio de Tixtla, montaron un operativo de vigilancia en la cabecera municipal donde han pedido a los habitantes de la localidad a ponerse en cuarentena ante la amenaza  del Covid-19, y amagan con imponer multas de cinco o seis mil pesos a quienes no respeten la disposición.

Desde el lunes de esta semana el gobierno federal decretó la emergencia sanitaria en todo el país para evitar la propagación del coronavirus, que ha cobrado la vida de 29 personas y más de 500 contagios a nivel nacional, siendo  la Ciudad de México, Estado de México, Jalisco y Nuevo León.

A partir de esta declaratoria, los municipios lanzaron de manera Independiente una serie de medidas para persuadir a la población a permanecer en sus hogares, y solo salir de sus casas para labores estrictamente necesarias.

Desde la noche del martes, los elementos de la Policía Municipal recorrieron los siete barrios de la ciudad de Tixtla y conminaron a quienes estaban en la calle a que se retiraran a sus hogares, y que a partir de esta fecha no pueden salir a realizar ninguna actividad recreativa, “ni a tomar el fresco”.

En Tixtla, esta medida fue ordenada por la presidenta municipal, Erika Alcaraz, y no ha sido bien recibida por la población, sobre todo en una ciudad donde la mayoría de las familias se dedican al comercio.

En el mercado de la vecina ciudad sólo se encuentra laborando al 50 por ciento, y los pocos comerciantes que siguen trabajando tienen la instrucción de solo expender sus productos de las 06:00 de la mañana a las 12:00 horas, de lo contrario se harán acreedores a sanciones como el cierre de sus locales o encerrarlos en la cárcel municipal. IRZA

Comparte con tus amigos










Submit