Tortillas: calidad y precio

Tortillas: calidad y precio

Comparte con tus amigos










Submit

La comida rápida le ha ganado terreno a las tortillas. Ambas causan obesidad. Pero mientras el precio de la tortilla cada vez es más cara, pareciera que la comida chatarra es cada vez más barata.

En relación al precio de la tortilla se ha descubierto que existen prácticas monopólicas, porque, casualmente, al aumentar de manera simultánea el precio de la tortilla en todos los lugares donde se expende, deja de haber competitividad.

Lo curioso es que la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) no haga nada al respecto en la entidad, y lo primero que tiene que hacer es identificar los liderazgos regionales y emitir las sanciones correspondientes si es que identifican prácticas monopólicas.

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) tampoco sabe por qué la tortilla cuesta 10 pesos en algunos estados y en otros la venden hasta en 19 pesos.

Hay muchas explicaciones de por qué los precios de la tortilla varían, pero la razón principal es el suministro de los insumos: los pequeños productores de maíz no se ajustan ni a los precios internacionales, mucho menos al costo por tonelada, sino que lo venden por litro y hasta por costales, claro, en el medio rural, sin intermediarios, además.

Cocinan la tortilla con leña, que también adquieren a precios económicos, y lo que es mejor, los gobiernos estatales subsidian muchos de estos insumos como estímulos a la productividad y, entonces, el precio al consumidor baja.

En nuestra entidad, de acuerdo con las declaraciones de Arcadio Castro Santos, presidente del sector Industrial de la Masa y la Tortilla, están valorando si se mantiene o incrementa el precio de la tortilla, que cuesta entre 17 y 19 pesos.

Es curioso: no están buscando abaratar costos de producción, sino incrementar el precio al consumidor.

Comparte con tus amigos










Submit