Trampas del populismo

Trampas del populismo

Comparte con tus amigos










Submit

Después de que el INE regresó a los corrales hasta en dos ocasiones al llamado “Toro sin cerca”, Félix Salgado Macedonio, su compadre Andrés Manuel López Obrador llegó a la conclusión de que, a pesar de su peligrosa guerra desplegada en contra del árbitro electoral de México, no se pudo hacer ni la voluntad, ni la ley en los bueyes de su compadre, entonces recurrió a lo extralegal, es decir, a las trampas del populismo, proponiendo que las candidaturas de Raúl Morón en Michoacán y de su compita el “Toro sin cerca” de Guerrero, se resuelvan mediante una encuesta telefónica, para que sea el pueblo el que decida si deben competir o no ambos por las gubernaturas. ¡Ufff, vaya disparate de locos! AMLO comete un atentado contra la democracia en México. Mire usted cómo dijo semejante disparate que debe avergonzar a todos los morenistas con sentido común y todos aquellos que mediadamente fueron a la escuela, aunque haya sido a la nocturna:

“Sería muy sencillo —dijo AMLO—, ahora que hay sistemas de estos de teléfono, los Call Center, que hoy y mañana el Tribunal (Electoral del Poder Judicial de la Federación), con una empresa especializada, hiciera una encuesta en Guerrero y les preguntara a todos, a todos: ¿Quieres que participe este candidato o no?, ¿se le da la oportunidad de participar?, ¿se le acepta el registro o no?, y hacer lo mismo en Michoacán. Estoy seguro que la gente va a decir: ‘¡Que participen!’, aun los que no van a votar por ellos, porque no se debe descalificar. En la democracia es el pueblo el que tiene la última palabra siempre…”. Esta sola declaración dará lugar a que AMLO sea acusado y juzgado por un delito electoral grave, por estar metiendo las narices en el proceso electoral, cuando fue él que convocó a gobernadores a sacar las manos de la contienda electoral, el más grande en la historia de México.

Cuando el INE y el TEPJF negaron el registro al partido México Libre de Felipe Calderón, su enemigo acérrimo, AMLO se mofó a carcajadas porque la autoridad electoral concluyó que se habían usado procedimientos fuera de la ley como el uso de plataformas digitales, y es justamente lo que hoy propone AMLO, todo fuera de la ley. Quiere que se viole la Constitución y las leyes que de ella emanan y que juró cumplir y hacer cumplir. La propuesta de AMLO es absurda, propia de los regímenes facistoides que creen absurdamente que ellos son la ley, son el pueblo y lo son todo. No, no es por ahí la cosa. AMLO no es el pueblo, ni es la ley, eso que él dice es una trampa populista porque es un mentiroso. Las leyes son las leyes y ya están hechas y deben cumplirse, que AMLO esté acostumbrado a violarlas eso es muy distinto, pero no puede, ni debe hacer que una institución como el INE sea borrada de un plumazo con una encuesta a mano armada, quiero decir a mano alzada o por la vía que AMLO propone.

AMLO y su pandilla están poniendo en grave peligro la estabilidad política y la paz social en México al no reconocer las normas ni las leyes, que no estableció el INE, sino el Congreso de la Unión y el grueso de los partidos políticos, especialmente en los que AMLO militó como variopinto o mercenario del poder. Tanto AMLO como el ojos de sapo, Mario Delgado, quien por cierto pertenece a la misma secta mafiosa que la candidata de Morena al gobierno de Nuevo León, Clara Luz Flores, y compañía, buscan desprestigiar al INE para que esa institución vuelva a ser controlada por el gobierno de AMLO, como en tiempos del ponzoñoso priísmo y solo falta que AMLO ponga a Manuel Bartlett. Así que echarse ese trompo a la uña no es nada fácil. ¿Podrá AMLO?…

Comparte con tus amigos










Submit