Tras golpiza, se demandan en MP profesor y director de Medicina

Tras golpiza, se demandan en MP profesor y director de Medicina

Comparte con tus amigos










Submit

ACAPULCO.- El doctor Edmundo Dantés Escobar Habeica, de 67 años de edad, profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro), en dos momentos distintos, interpuso una denuncia penal y rindió su declaración para el inicio de una investigación ante representantes del área Jurídica de la Máxima Casa de Estudios por las lesiones que sufrió por la golpiza que le dio el director de esa escuela, Bulfrano Pérez Elizalde.

La noche del jueves, un agente del Ministerio Público acudió al hospital del Padro a tomar la declaración de Edmundo Dantés Escobar Habeica, profesor de Anatomía Humana y Disecciones, por lo que se inició la carpeta de investigación por el delito de lesiones con el número 78/2020.

El ex secretario de Salud de Guerrero, durante el gobierno interino de Rogelio Ortega Martínez, que inició en el 2014, narró que el jueves, tras dar dos clases, de 7:00 a 8:00 y de 8:00 a 9:00 de la mañana, a las 9:15 de la mañana cuando atendía con asesorías a dos alumnas en un cubículo de la misma área de Anatomía, llegó el director de la Facultad de Medicina, Bulfrano Pérez Elizalde, y muy molesto le preguntó a un asistente de limpieza, de nombre Oscar Pérez Gómez, que por qué le había permitido el ingreso a ese lugar a Edmundo Dantés.

Oscar Pérez Gómez le habría dicho al director que se lo informara él directamente al doctor Edmundo Escobar, que ahí estaba y que le dijera que no podía estar ahí.

El director de la escuela procedió a hacerlo y le dijo que no debería estar en esa área porque deberían ser ocupadas para prácticas y no para teoría.

Después de un intercambio de argumentos, Edmundo Escobar le pidió al director que entraran a conversar al aula de audiovisuales, que es parte del mismo espacio de Anatomía, donde el mismo Bulfrano Pérez le pidió a quienes ahí estaban, que se salieran y cerró la puerta.

El doctor Edmundo Escobar puso la mano en uno de los hombros de Bulfrano Pérez Elizalde y le pidió que por favor solucionara el problema del aire acondicionado y de la falta de internet en esa área, porque le dijo que era muy importante que los estudiantes recibieran sus clases en buenas condiciones tanto en su estadía como para la consulta en línea.

Esas solicitudes ya se las habían hecho al director en otras ocasiones, pero se había negado a hacerlo y al parecer, de tanto insistir, ya se había molestado.

La respuesta que Edmundo Escobar encontró a la solicitud, fue la siguiente expresión de Bulfrano Pérez: “esto sólo se arregla a chingadazos entre tú y yo” y se quitó la bata que portaba y que le entrara si tenía “muchos huevos”.

Pero después de eso, y aunque Edmundo Escobar le pidió que reflexionara y regresara a la calma porque ya todos los que estaban afuera del aula estaban escuchando, Bulfrano Pérez se le fue encima y lo golpeó con los puños en repetidas ocasiones, pegándole en la cara, pecho y entre las costillas, lo que provocó el profesor de Anatomía cayera sobre un pupitre, golpeándose en el codo izquierdo y se le fue la cabeza hacia atrás.

En ese momento entró Oscar Pérez Gómez y abrazó al director de la escuela para evitar que siguiera golpeando al doctor Edmundo Escobar.

Después de darse cuenta lo que había hecho, Bulfrano Pérez le dijo a Edmundo Escobar: “te pido perdón, Escobar… Tú fuiste mi maestro” y luego lo invitó a conversar, pero el profesor de Anatomía ya no quiso dialogar con él.

Posterior a la agresión, Edmundo Escobar dio su siguiente clase, de las 10:00 a las 11:00 de la mañana y empezó a marearse, por lo que a las 11:15 de la mañana decidió retirarse de la escuela y se trasladó a su departamento.

Tras sentirse peor, con mareo, ganas de vomitar y dolor, llamó a dos amigos médicos que acudieron a verlo y lo llevaron al hospital privado del Prado, donde quedó internado y realizaron estudios por parte de un traumatólogo y un cardiólogo.

El diagnóstico médico que le dieron fue que se encontraba policontundido, con un esguince en el cuello grave dos, con taquicardia paroxística.

Lo anterior fue relatado por el doctor Edmundo Escobar Habeica al agente del Ministerio Público del Fuero Común y a los enviados del área Jurídica de la UAGro, quienes iniciarían una investigación para el deslinde de responsabilidades.

Por su parte, el director de la Facultad de Medicina, Bulfrano Pérez Elizalde, por medio de un comunicado, señaló que “en virtud de las distintas versiones que circulan sobre el incidente que ocurrió el día de ayer (jueves) con el C. Edmundo Dantés Escobar Habeica, me permito compartir con los medios de comunicación, mi relatoría de los hechos con la finalidad de esclarecer las distorsiones que se manejan en las redes sociales.

Siendo las 9:30 horas del 5 de marzo, acudí al aula de Anatomía de la Faculta de Medicina para atender la queja de estudiantes de la escuela en torno al funcionamiento del aire acondicionado y la limpieza del lugar, donde encontré al mencionado Dr. Escobar, quien inmediatamente procedió a realizar reclamos verbales y altisonantes.

En atención a ello, lo insté repetidamente a que tomara una actitud civilizada y respetuosa. En lugar de hacerlo, se me acercó y percibí entonces su estado alcohólico, por lo que procedí a solicitarle que se retirara de la escuela, debido a su condición de intoxicación. La respuesta que recibí fue un empujón y luego golpes que inicialmente intenté evitar y finalmente respondí en legítima defensa. Después de unos momentos intervinieron dos trabajadores de la escuela y nuevamente le insté a la concordia y al diálogo.

Posterior a estos acontecimientos, procedí a levantar una denuncia de hechos en contra del agresor, señalando a la autoridad investigadora los detalles de la situación aquí narrada y aclarando que en virtud de ser un trabajador universitario, mi única petición era solicitar que la carpeta de investigación fuera enviada al área de justicia alternativa del nuevo sistema acusatorio penal, a fin de aclarar los hechos y exhortar al agresor a ajustarse a las reglas de convivencia civilizada en el ámbito de su centro de trabajo, ya que tiene un extenso antecedente de violencia y excesos al interior de la institución en los casi 40 años de antigüedad en la misma, así como diversa carpetas de investigación abiertas ante el Ministerio Público por diferentes denuncias de hechos por el mismo tenor.

Informo además, que ajustándome a mi función como Director de esta Facultad, he notificado al área jurídica correspondiente de la Universidad estos hechos, turnando copia al Tribunal Universitario.

Finalmente comento a ustedes, que recibiendo la solidaridad de mis colegas médicos, me fie informado que el agresor se internó por la tarde en un hospital privado, presumiblemente una vez pasados los efectos de su estado alcohólico, victimizándose con la versión de que su estado de salud era grave, cuando su condición es estable y sin mayor riesgo. Debe señalarse, que ingresó al hospital haciéndose acompañar del Subdirector Administrativo de la escuela, el Dr. Keynes García Leguizamo, quien repetidamente ha estado promoviendo la discordia y el enfrentamiento al interior de la misma, alentado por el resentimiento de haber perdido la elección de Director y el deseo de promover mi destitución a cualquier costo.

Aprovecho este medio para agradecer a cientos de amigos y colegas que me han manifestado su respaldo y confianza, lo cual ratifica mi compromiso de conducirme con total apego a las normas de ética y legales que exige mi responsabilidad al frente de la Faculta de Medicina.

Un estudiante dijo que en dos meses es la elección para el cambio de director de esta Facultad, y Bulfrano Pérez Elizalde, quiere reelegirse en el cargo, por lo que tiene diferencias con el doctor Edmundo Escobar Habeica, quien no quiere el cargo, pero no es de su corriente y puede incidir entre los alumnos, lo que sería parte de este conflicto. IRZA

Comparte con tus amigos










Submit