Trump, AMLO, Maduro

Trump, AMLO, Maduro

Comparte con tus amigos










Submit

A ver, a ver… Y sí, el presidente Donald Trump, amigo de Andrés Manuel López Obrador, tuvo la semana más importante de su gestión como mandatario de la Unión Americana luego de que el Partido Demócrata intentó cortarle la cabeza por presuntos delitos de abusos de poder y obstrucción al Congreso.

Empero, “el tiro le salió por la culata”, como dice refrán popular, en particular a la congresista Nancy Pelosi, quien, con sus 79 años a cuestas, no pudo superar su aberración por el pelirrojo y frente a todos hizo añicos el discurso de Trump tras una hora con 18 minutos de lectura ante el Congreso.

El mandatario estadounidense, en su alocución por el Estado de la Unión y frente a la Cámara de Representantes y el Senado, presentó a Juan Guaidó, presidente legítimo de Venezuela, así lo afirmó, a quien le dijo que el pueblo americano lo apoya plenamente, y al pueblo venezolano.

Y, sin despeñarse, calificó a Nicolás Maduro de criminal y tirano.

La tiranía de Maduro va a ser destruida… hay 59 naciones ahora contra Maduro, dijo mientras demócratas, republicanos, Fuerzas Armadas, empresarios, académicos, intelectuales, etc., tributaban de pie un sonoro aplauso por dos minutos.

“El socialismo destruye naciones, pero la libertad unifica el alma”, añadió Trump.

Esto fue el martes 4 de febrero. Al otro día, el 5, se llevó a cabo una histórica votación, donde Trump fue absuelto de los presuntos delitos que le imputaban y, por lo tanto, el Partido Demócrata pedía su destitución.

Trump, con una bancada de 53 republicanos en el Senado, con excepción de dos legisladores, obtuvo pleno apoyo. En tanto que para ser destituido se requerían 67 y solamente 47 lograron sus contrarios.

Con dicho espectáculo político, en realidad provocaron que ahora el mandatario se encuentre en el zenit de aprobación, además de haber recaudado unos 46 millones de dólares por el uso del tema de la destitución.

Estos recursos, más otros que le llegarán, lo ubican como el virtual ganador en su pretendida reelección por cuatro años más.

A diferencia de otros mandatarios que son “baba de perico”, el inquilino de la Casa Blanca ha logrado que Estados Unidos tenga un PIB arriba de 2.5 % y contando, lo que ha generado un alto nivel de empleo en todos los rubros.

Los 36 mil millones de dólares en remesas que nuestros compatriotas han hecho llegar a sus familiares mexicanos hablan por sí mismas sobre la bonanza de la economía del vecino del norte.

Estas cifras se deben a la baja de los impuestos en forma drástica de 35 a 21 % en el ISR, entre otros, así como la reducción de los excesivos reglamentos.

Ante lo que está ocurriendo en la Unión Americana, en México, en especial, el presidente López Obrador deberá tomar las cosas muy en serio.

A su amistad o complicidad con los gobiernos de Maduro, Cuba y Nicaragua deberá darle la vuelta para tomar una sana distancia o ser arrastrado por las circunstancias. El latigazo que sufrió por haber custodiado a Evo Morales, quien pretendió desestabilizar a Bolivia, no debería tomarlo a la ligera. Son tiempos de la nueva geopolítica. Ojo.

Andrés Manuel, por otra parte, tendrá que aceptar la realidad económica del mundo, es decir, apoyarse plenamente en el sector privado nacional y extranjero, tal como lo está haciendo Trump, para poder mantenerse en el poder. Lleva apenas un año con un mes y se ha ganado a pulso un repudio generalizado. Solo las encuestas maiceadas tienen otros datos.

Y sí, las políticas estatistas, socialistas o populistas quedaron destruidas al igual que el Muro de Berlín en 1989. ¿Me estás oyendo inútil? Preguntaría Paquita la del Barrio. Veremos, veremos, veremos.

 

Comparte con tus amigos










Submit