UAGro-ISR, la gestión

UAGro-ISR, la gestión

Comparte con tus amigos










Submit

La aplicación del cobro del Impuesto Sobre la Renta (ISR) al salario de los trabajadores de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro) despertó una gran inquietud, la afectación al bolsillo fue mucha en diferentes porcentajes; sin embargo, tanto el rector Javier Saldaña Almazán como los dirigentes sindicales universitarios, Brenda Alcaraz y Ofelio Martínez Llanes, mostraron su capacidad de gestión para conseguir 48 millones de pesos que se distribuirán en un bono de 15 días, para tratar de compensar el cobro del gravamen.

 

Luego de que se diera el descuento al salario de los universitarios por el pago del ISR, los líderes universitarios presentaron la propuesta de compensación que reduzca el impacto económico en el bolsillo de los trabajadores. A través de una conferencia transmitida por las redes sociales, tanto el rector como los dirigentes sindicales informaron de una reunión con miembros de la Junta de Coordinación Política del Congreso de la Unión para considerar un incremento salarial a los universitarios de Guerrero.

 

En su mensaje, Saldaña Almazán indicó que la administración que encabeza tiene una bolsa de 48 millones de pesos  para compensar  el impacto económico en el salario de los trabajadores universitarios, producto del  timbrado de la nómina. Estos recursos, dijo, son ahorros del plan de austeridad institucional, gestión con el Gobierno estatal y la Secretaría de Educación Pública.

 

También, junto con los secretarios de los sindicatos de académicos y administrativos, Ofelio Martínez Llanes y Brenda Alcaraz González, respectivamente, informaron de una próxima reunión con los diputados de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) del Congreso de la Unión, a quienes plantearán los avances y puedan considerar un aumento salarial a los trabajadores universitarios y al presupuesto financiero de la UAGro para el próximo año.

 

Asimismo, se informó que la UAGro habilitó, en su portal web, una sección para que cada trabajador pueda descargar su Comprobante Fiscal Digital por Internet (CFDI), donde también podrá ingresar a un tabulador para calcular sus impuestos y encontrarán la información que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) requiere de cada empleado.

 

El descuento al ingreso de los universitarios despertó mucha inquietud, sobre todo porque fue considerado muy gravoso al bolsillo. El pago del impuesto que anteriormente se exentaba a los ingresos por concepto de prestaciones, provocó naturales reacciones de molestia.

 

Sin duda alguna, los trabajadores asalariados son la parte más cautiva del cobro de impuestos frente al resto de la Población Económicamente Activa porque no pueden evitar de ninguna forma el pago al sistema tributario nacional. En este caso, anteriormente se permitió condonar el pago de impuestos a los ingresos por prestaciones, sin embargo, la reforma a la Ley del ISR aprobada en septiembre del año pasado y publicada en el Diario Oficial de la Federación en marzo pasado, prohíbe ya esas condonaciones.

 

Esa reforma que impide la exención del impuesto es la causante de que se grave aún más los ingresos económicos de los asalariados universitarios.

 

Aunque no cabe duda de la capacidad de gestión del rector Javier Saldaña Almazán y de los dirigentes sindicales Brenda Alcaraz y Ofelio Martínez, el trabajo que tienen por delante para superar este problema todavía es muy afanoso, y en él debe tener concurso la unidad de los trabajadores para recuperar el poder adquisitivo.

 

La compensación que se ofrece es un paso que ayuda a todos los agraviados por el pago del impuesto, pero sí es necesario mantener una lucha que por lo pronto es gestión y dependiendo de esos avances, como señala Ofelio Martínez, no está descartada la lucha en las calles.

 

Comparte con tus amigos










Submit