UMAs contra salario, Infonavit contra Fovissste

UMAs contra salario, Infonavit contra Fovissste

Comparte con tus amigos










Submit

En este último año se están dando dos luchas sociales que no son muy visibilizadas. En parte porque el reclamo que se realiza son disposiciones que se dan cuando llega el primer presidente de la República que se asume como de izquierda, y además la causa de esas movilizaciones tienen la misma causa que es el uso de la Unidad de Medida y Actualización y el de Salarios Mínimos Generales, la diferencia entre ambas es de 52 pesos que afecta a los trabajadores al servicio del estado, es decir, a los derechohabientes del ISSSTE.

En el primer caso se trata de los trabajadores jubilados que disminuyen sus ingresos después de que la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación resolvió que las pensiones se pagarán en UMAs y no en salarios mínimos como se venía haciendo hasta esa resolución. Con ese cambio, realizado el 19 de febrero de este año, los trabajadores que cobraban en salarios mínimos generales que corresponden a 141.70 pesos, ahora es en UMAs que tiene un valor de 89.62 pesos, es decir, una diferencia de 52 en perjuicio de los jubilados.

Por otro lado está la demanda de quienes tienen créditos hipotecarios con el Fondo de Vivienda del ISSSTE (Fovissste), quienes han solicitado a la Presidencia de la República que se reestructuren a pesos y no a veces salarios mínimos y UMAs, porque esto vuelve impagables los adeudos.

La Unidad de Medida y Actualización (UMA) es la referencia económica en pesos para determinar la cuantía del pago de las obligaciones y supuestos previstos en las leyes federales, de las entidades federativas, así como en las disposiciones jurídicas que emanen de todas las anteriores.

En un caso, en el que corresponde a los jubilados, el gobierno aplica la UMA para pagar menos en las pensiones; pero en el otro caso, el de las viviendas, lo hace en UMA para cobrar más a los trabajadores. Pero en ninguno de los dos casos aplica para el beneficio de los asalariados del estado.

A propósito de esto, las agrupaciones de pensionados se han movilizado. Sin embargo, no hay un frente único en contra de esas reformas y la exigencia, porque esta se ha dividido entre los que culpan al pasado neoliberal –a pesar de que el cambio se hizo en este año– y quienes asumen que esto se debe eliminar sea de quien sea.

En lo que corresponde a Fovissste, la movilización de los afectados la encabezó el diputado federal por Morena, Rubén Cayetano García, presentó una iniciativa de reforma en la Ley del ISSSTE para liberar a los beneficiarios de créditos hipotecarios del peso de los intereses y señala precisamente el carácter desventajoso del esquema de financiamiento del Fovissste. Además de la iniciativa del legislador guerrerense, se presentó ante la Presidencia un oficio en el que se hace la misma solicitud, pero fue rechazada, precisamente porque se argumenta que el cobro de intereses es el que financia los nuevos créditos.

La solicitud y la iniciativa buscan que en lugar de tasar la deuda en UMA se convierta a pesos, al revés de lo que se pide con los pensionados.

Es decir, el fondo de vivienda del ISSSTE se alimenta de los intereses desmedidos que se aplican mediante la modalidad de la UMA, por lo cual un solo trabajador no solo paga su casa sino al menos financia una y otra vivienda, solo con los intereses que paga, y que precisamente se actualizan con la Unidad de Medida y Actualización.

En este caso, un trabajador puede abonar al año cien mil pesos, pero al año siguiente la actualización creció 200 mil pesos, de acuerdo al valor de la UMA, así el pago de los cien mil no cubre ni siquiera los intereses.

Esa actualización es lo que mantiene a los trabajadores atados a una deuda que no se puede cubrir por concepto de vivienda y que convierte al Estado en vulgar usurero, al mismo nivel que el del banco de pagos chiquitos.

Comparte con tus amigos










Submit