Un Guerrero nuevo

Un Guerrero nuevo

Comparte con tus amigos










Submit

“El hombre es el lobo del hombre” “Leviathan.” Thomas Hobbes.


Redefinir a Guerrero. Es una tarea que tenemos los nacidos y residentes de esta parte del sur de la república mexicana. Un estado libre y soberano, multiétnico, formado por siete regiones diferentes en sus costumbres y tradiciones, unidos por una sola historia como estado a partir del gran caudillo Juan Álvarez con raíces de José María Morelos, Hermenegildo Galeana, el rojo Vicente Guerrero y Nicolás Bravo conservador.

Un estado formado por partes del estado de México, Puebla y Michoacán que nació por la unión de dos personajes que divergían en lo político como Juan Álvarez federalista yorquino y Nicolás Bravo rito escoces y conservador. Esa unidad ejemplo de pluralidad, dio origen a que en 27 de octubre del 1849, 170 años, naciera Guerrero. Su fuente la provincia prehispánica de Zacatula y la provincia de Tecpan. Con sus comunidades de Taxco, Teloloapan, Ajuchitlan, Tlapa, Tixtla, Ayutla, Acapulco y Tecpan. Posteriormente Coyuca de Catalán. Con estas estructuras se inició la entidad. Los michoacanos fueron rejegos tardaron en aceptar dar una parte al nuevo estado.

Ese ejemplo lo debemos tener para poder “desentrañar la maraña guerrerense, esclarece el significado profundo de los enconos en apariencia circunstanciales, descubrir el sentido oculto de las absurdas muertes cotidianas, demanda ubicarse en una perspectiva más amplia. Cuando los acontecimientos se atropellan, estallan las brújulas y nos asalta el porvenir, ilumina y reconforta echar un vistazo a la historia. Sobre todo si su trama nos resulta familiar, y propicia una más distanciada y ecuánime reflexión sobre los desafíos del presente”. ( “Guerrero Bronco” Armando Bartra. 1996 Ed Ediciones Sinfiltro.)

Desentrañar Guerrero, se puede hacer si hay unidad, si avanzamos en una idea sobre el estado, antes de entrar al proceso electoral cuando ahí será de manera “natural” el enfrentamiento para la gubernatura, diputados federales y locales, presidencias municipales. Lo que resta del 2019 y 2020 son meses que podemos llegar todos los ciudadanos a adoptar tareas y objetivos comunes.

Somos un estado agrícola-rural-turístico. Eso nos limita económicamente por una parte, aunque deberíamos aprovecharlo como la aceptación de legalizar para usos medicinales la mariguana y la amapola, lo que daría al campo un desarrollo vital sin estar supeditado anualmente a que solo el fertilizante se use para maíz, frijol y chile de autoconsumo.

Entre todos, los ciudadanos, la clase política, empresarial deberíamos convencer al presidente Andrés Manuel López Obrador para que en Guerrero existan proyectos nacionales como los hay en el sureste y el istmo de Tehuantepec. Y desde luego el afianzar el triángulo turístico de Taxco- Acapulco- Zihuatanejo. Y ya no seguir rechazando el posible desarrollo industrial.

Son alguna pinceladas hacia un Guerrero nuevo y acabar con el Guerrero brinco. ¿se puede?

Comparte con tus amigos










Submit