Un México en guerra

Un México en guerra

Comparte con tus amigos










Submit

l promedio de asesinatos dolosos diariamente en México se eleva a 115 y pareciera que México está en guerra, pues el número de víctimas se equipara a los países que enfrentan conflictos bélicos macabros. El fenómeno de la inseguridad revela también que AMLO se tiró de a “muertito” porque no cuenta con un modelo de seguridad que garantice la paz a los mexicanos. Por primera vez, la semana pasada, declaró que los malos resultados en el combate a las más de 50 bandas criminales que se disputan el territorio nacional no ha dado los resultados deseados, lo cual podría hacer “fracasar a la 4T”. No, mire usted, la “cuarta transformación” ya fracasó y para no pocos compatriotas, el gobierno de AMLO ha sido lo peor que le pudo haber ocurrido a México. Es la primera vez que AMLO recurre a la autocrítica, aunque también el reconocimiento viene a ser otro recurso de “espérenme tantito…”, como dijo al principio del sexenio cuando prometió que en dos años habría resultados de la ocurrente frasecita de los “abrazos y no balazos”, como estrategia para pacificar a México. Lo que imperan son los balazos, y los abrazos hasta hoy han sido fallidos y solo desatan carcajadas aquí y en Estados Unidos, donde no dudan de que AMLO encabeza un Estado fallido y no descartan una alianza de su gobierno con los grupos criminales que ya conforman un narcoestado.

Apenas este miércoles, el Inegi reveló su encuesta en la que el 66.6 % de los mexicanos mayores de 18 años se siente inseguro tanto en su casa como en la vía pública y anda “con el Jesús en la boca” de que en el menor descuido puedan ser víctimas de las bandas criminales. La encuesta en cuestión revela que los municipios más inseguros en México son Fresnillo, Cancún, Aguililla, Michoacán; Ecatepec de Morelos, Coatzacoalcos, Naucalpan de Juárez y Tonalá, entre otros, en los que la delincuencia en todas sus formas ha sentado sus reales.

Por su lado, la titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, Rosa Icela Rodríguez, nos dio ayer la nada grata noticia de que los feminicidios aumentaron en México un 3.3 por ciento en comparación con el mismo periodo del año anterior. Las cifras de 2020 arrojaban 492 víctimas, mientras que el 2021 se reportaron 508 casos. En promedio, en México son asesinadas 11 mujeres diariamente. Es decir, que estamos ante una auténtica barbarie que avergonzaría a cualquier gobernante a nivel mundial. Pero ya se ve que AMLO no puede, no quiere o ambas cosas, pues las fuerzas policiacas y militares no sirven prácticamente de nada, a pesar de la creciente militarización del país, lo cual no es nada grato para nadie. Por ello, surgen nuevos grupos de autodefensa, como el recién aflorado en Chiapas y es que el campo mexicano no es el campo de AMLO. Unos 25 millones de hombres del surco están como agua para chocolate pues se quejan de que el llamado “falso Mesías” les quitó todos los apoyos agrícolas, pero ese es otro tema del cual le hablaré en capítulo aparte. Por ahora, México sigue siendo escenario de guerra.

Comparte con tus amigos










Submit