Un veneno letal

Un veneno letal

Comparte con tus amigos










Submit

Cuando menos con tres ejércitos en color guinda, AMLO recorre a México con un doble adoctrinamiento: Partidista y clerical. De pilón, otro ejército se encarga de levantar padrones para terminar de conformar el botín electoral de Morena repartiendo dádivas de poder y con un mensaje que reza al entregar tarjetas de débito: “Este es un presente que te manda el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador”. Sí, AMLO, para perpetuar a su Morena en el poder, hace caravana con sombrero ajeno, es decir, con nuestros impuestos.

Ese ejército lo encabeza René Bejarano, ¿lo recuerda usted embolsándose pacas y más pacas de billetes para la campaña electoral de AMLO, en la Ciudad de México?… y otros siniestros personajes, muchos de ellos doctos en la invasión de predios y todo tipo de inmuebles en la Ciudad de México. Esos dadivosos benefactores que portan en su vestimenta, tanto hombres como mujeres, el nombre de AMLO, se hacen llamar “siervos de la nación”, un burdo remedo del generalísimo José María Teclo Morelos Pérez y Pavón, autoproclamado ¡siervo de la nación!

Otro ejército se encarga del adoctrinamiento partidista y me cuentan que ese ejército lo encabeza Gibrán Ramírez, quien junto con Aguirre conforman además una feroz mancuerna propagandística de AMLO y que tienen como objetivo denostar contra periodistas, observadores y politólogos que no comulgan con el autoproclamado régimen de la “Cuarta trasformación”.

Sonadísimo ha sido el caso de Gibrán Ramírez quien, en Córdoba, Veracruz, se daría el lujo de cancelar clases y con engaños llevó a un grupo de alumnos y maestros a un salón alterno, para echarles un rollazo de adoctrinamiento sobre la ideología del partido Morena. ¡Ah caray! ¿La Morena del presidente tiene ideología? ¿Que no es el poder por el poder, como lo pregona el yunque panista?

Lo malo de este asunto es que, a los jóvenes escolapios de los niveles primaria, secundaria y preparatoria, cuando reciben ideologías falsas, les causan un terrible daño a sus mentes, pues en lugar de hablarles de todos los venenos políticos que conforman las ideologías en los partidos políticos, se les adoctrina en el comunismo, la social democracia y todo lo que huela a dizque izquierda. La lógica es que para que el individuo se forme una conciencia sobre las ideologías de derecha, izquierda, de centro derecha e izquierda, necesariamente se tiene que hablar de los venenos políticos que conformaron cada partido que pulula en la escena nacional, pero también es lógico que AMLO adoctrine a los nuevos mexicanos para perpetuar a su partido en las elecciones federales del 2021 y las presidenciales del 2024.

Se sabe que ese perverso ejército comenzará a trabajar en breve levantando padrones entre los más de 50 millones de mexicanos que se debaten en la economía informal o infernal y que históricamente han sido usados por los partidos en el poder como el gran botín político-electoral.

Un tercero y siniestro ejército se desplaza silenciosamente por escuelas a lo largo y ancho de la República Mexicana entregando más de 10 millones de ejemplares de la llamada Cartilla Moral de Alfonso Reyes. Dicho ejército lo conforman hombres y mujeres de una iglesia que vende la fe llamada La Luz del Mundo, en compañía de otras congregaciones que conforman la falsa religión evangélica ¿Por qué falsa? Porque para ellos la Biblia que contiene todas las leyes divinas de Jehová y Jesucristo, son letra muerta. Pero, además, esos falsos profetas de la fe a cuya congregación pertenece AMLO, creen en tres dioses, sí, la que ellos llaman La Santísima Trinidad, pero resulta que el Espíritu Santo no es un tercer dios porque no se trata de ninguna otra deidad, sino de una fuerza activa, que emana del Dios Todopoderoso Jehová, el padre de Jesucristo.

Comparte con tus amigos










Submit