Una vendetta

Una vendetta

Comparte con tus amigos










Submit

¿Es Rosario Robles Berlanga víctima de una vendetta, del perredismo incrustado en Morena? ¿A cuántos traiciono Rosario Robles? ¿Es un angelito? ¿Fue usada por el peñanietismo para hacer el trabajo sucio a ese mafioso grupo depredador que hoy no quiere dar la cara y pareciera que la tierra se los ha tragado, comenzando por el bailarín chafa exiliado en España? ¿Estarán poniendo sus barbas a remojar, a sabiendas de que la lumbre les llega a los aparejos? ¿La vendetta política es también de Peña Nieto y compañía que dejaron abierta una investigación en la PGR contra Rosario Robles que fue desempolvada por el régimen Lopezobradorista para cobrarle añejas facturas? O ¿Todo fue acordado entre Peña Nieto y AMLO?…

¿La maestra Robles se mandó sola en la “estafa maestra” que involucra a 18 universidades del país y a un puñado de chambistas de pacotilla que cayeron en la trampa de firmar papeles que hoy los tienen en capilla? ¿A qué fueron a la Secretaría de Hacienda está semana José Antonio Meade y José Antonio González Anaya? ¿Fueron como viles corre ve y dile? O ¿Fueron realmente a almorzar y tomar un café con el nuevo titular de las finanzas del país, Arturo Herrera? ¿El juez Felipe de Jesús Delgadillo actuó por consiga gubernamental? O ¿se extralimitó en sus funciones dictando prisión preventiva a doña Rosario Robles solo porque una licencia de manejar contaba con otra dirección que no es la oficial que figura en su INE y pasaporte? ¿O será porque el juez tiene un as bajo la manga y se las quiere cobrar a Peña Nieto?

Estas y muchas más interrogantes son la comidilla en prácticamente todos los círculos sociales pero los sencillos habitantes creen que muy difícilmente Enrique Peña Nieto y su primer círculo de colaboradores, irán a la cárcel. Eso sí, la extitular de Sedesol y Sedatu en prisión se ha convertido en un poderosos tanque de oxígeno para Andrés Manuel López Obrador pues con ella en la cárcel está sometiendo al peñanietismo a un linchamiento y escarnio popular que se traducirá en votos constantes y sonantes en próximas elecciones de gobernador y las federales del 2021, amén de la popularidad que obtendrá AMLO, quien así justifica que “en México se acabó la impunidad” y que él “no es tapadera de nadie”. Y claro que López Obrador le sacará raja al asunto. En este momento no hay quien dé la cara por Peña Nieto y la mafia del poder.

La señora Robles es linchada y destripada a mas no poder por sus excompañeros perredistas y las traiciones las atizan desde una poderosa familia Batres, los Bejarano Padierna, Amalia García, el propio López Obrador y tal y tal. Y claro, el morboso circo, maroma y teatro político Lopezobradorista mantiene a los mexicanos en la lela pues no nos permite ver la cadena de desastres en la que México está envuelto: Desastre político, económico, cultural, educativa y social.

Comparte con tus amigos










Submit