Unidad nacional

Unidad nacional

Comparte con tus amigos










Submit

Frente a la debilidad del Estado mexicano, la “Unidad Nacional”, como es tu tiempo, lo proclamó Manuel Ávila Camacho en 1942.

Cuarenta y cinco días nos dio Trump para que se frene la migración, o sea el 25 de julio. Cierto, ganamos tiempo, pero en 90 días volverán a amenazar con la aplicación del cinco por ciento a los aranceles sino cumplimos como él quiere, ya en su campaña de reelección.

Ellos dicen que en México, el Congreso debe hacer los cambios constitucionales para establecer legalmente que somos un “Tercer País Seguro” o ”Primer País de Asilo”. Tenía razón Adolfo Aguilar Zinser: nos convertimos en el “tiradero de los Estados Unidos, patio trasero”.

Ya también le ordenan al Congreso mexicano. Dos poderes atados por el imperio, era hora de que el presidente de la Republica vaya a la reunión del “grupo de los 20” en Osaka y pactar con Francia, China, Rusia, Japón, Israel, España y encarar a Trump.

Debilidad nunca vista, salvo en 1859 con el tratado McLaneOcampo que aceptó Benito Juárez, para que Estados Unidos reconocieran su gobierno y no al de los conservadores. Guardando proporciones históricas.

El acuerdo: hacer un muro humano con la Guardia Nacional en la frontera sur, hacer de la frontera norte un campamento con miles de asilados o expulsados de otros países.

Adiós a las ciudades modernas de Ciudad Juárez, Tijuana, Nuevo Laredo, Reynosa, Nogales, bienvenidos las zonas marginales de extranjeros. Además dándoles trabajo, educación, salud. Ni a los mexicanos.

El golpe está dado, Trump tiene presionado al gobierno del presidente AMLO, le disminuyó su poder soberano de gobernar, tiene que cambiar sus programas, el dinero ya no para jóvenes y viejos, sino para cumplir las exigencias.

Se deben reír de nosotros los demócratas de Estados Unidos, y sufrir los millones de mexicanos que viven allá, ya sin gobierno fuerte que los apoye.

El Estado mexicano formado por Venustiano Carranza con un Ejecutivo fuerte, Plutarco Elías Calles y Lázaro Cárdenas con los pilares de un partido duro y con presidentes sucesivos que supieron con esa fortaleza frenar a los gobiernos americanos.

Manuel Ávila Camacho consolidó la nación, se pararon las rebeliones. Unió a México en la Segunda Guerra Mundial, al declarar la guerra al fascismo en 1942, incluso se declaró una tregua de huelgas y manifestaciones de los trabajadores, partidos de izquierda, en las luchas sociales. Puso al general Lázaro Cárdenas al frente de las tropas para frenar cualquier invasión y que los norteamericanos, como querían, pusieran alguna base militar en nuestro territorio o manejaran los radares puestos en el Pacífico. Cualquier pretexto gringo para poder tener otra vez territorio mexicano controlado, o sea Guantánamo.

Ávila Camacho con la “unidad nacional” pudo manejar diplomáticamente y con astucia al imperio. También supo poner a México como actor importante en la creación de la ONU, en el Castillo de Chapultepec hubo varias reuniones para su creación.

Mantuvo la unidad , se acabó la guerra en 1945 y hubo elecciones donde ganó Miguel Alemán, que atrajo inversiones de Estados Unidos, pero también de Francia, Suiza, Alemania y Japón.

Adolfo Ruiz Cortines y Adolfo López Mateos supieron frenar a los americanos con el pretexto de combatir al régimen de Fidel Castro en Cuba.

Ante una situación de debilidad ante Trump, como la actual, la consigna de Ávila Camacho: Unidad nacional.

Comparte con tus amigos










Submit