Por unos cuantos, pagan todos

Comparte con tus amigos










Submit

Por justificadas que sean las causas, bien dice el refrán que “pagan justos por pecadores”.

Esta situación ha quedado de manifiesto en no pocas protestas que se han registrado en diferentes puntos de Acapulco.

En esta ocasión, los afectados son los derechohabientes del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) debido a que por el paro de labores del personal han sido suspendidas hasta 20 mil consultas, lo que obviamente ha generado la inconformidad de pacientes y familiares en el sentido de que, en muchos casos, tendrán que gastar para adquirir los medicamentos que necesiten para sus respectivos tratamientos.

Si bien el personal del ISSSTE asegura que se continúa brindando la atención en el área de Urgencias, Hospitalización, Laboratorios y Rayos X, es obvio que el perjuicio ya está hecho y los miles de derechohabientes que perdieron sus consultas tendrán que ingeniárselas para que la medida adoptada por los trabajadores les afecte lo menos posible.

Las causas (en este caso, la reparación de un aire acondicionado) pueden o no ser justificadas, pero el efecto siempre es el mismo: quien termina “pagando los platos rotos” es la ciudadanía, que es la que menos culpa tiene de los problemas que aquejan a unos cuantos.

Comparte con tus amigos










Submit