Vacunas

Vacunas

Comparte con tus amigos










Submit

La Organización Mundial de la Salud (OMS), a principios de agosto (3), estableció que no se ha encontrado la “bala de plata”, es decir, la vacuna que combata el virus del COVID-19. Casi diez días (11) después Rusia, en voz de su presidente Vladímir Putin, y, a temprana hora de México, anuncia que ya tiene la vacuna. Por la noche del mismo 11 de agosto el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, declara que el anuncio ruso habría que tomarlo con reservas, porque hasta el momento no existe prueba científica de la eficacia de la vacuna. Gatell agregó que el dicho ruso se puede considerar como una declaración publicista para que otras compañías apoyen este proyecto.

 

Explicó las etapas de cualquier vacuna en estricto sentido científico: la primera, enfocada en probar la seguridad y la posible eficacia a través de indicadores directos como el desarrollo de anticuerpos; la segunda, para verificar el componente de seguridad, y la fase tres, se enfoca más en la eficacia. Esta última es aplicarla a seres humanos. Enfatizó que nadie ha llegado a la fase tres.

 

Setenta y nueve empresas e instituciones académicas participan en el desarrollo de vacunas y tres de ellas reciben el apoyo de CEPI (Coalition for Epidemic Preparedness Innovations), incluidos proyectos de las empresas de biotecnología moderna e Inovio Pharmaceuticals y la Universidad de Queensland.

 

Quinientos estudios clínicos en todo el mundo, en todas las etapas de desarrollo de vacunas y candidatos terapéuticos para COVID-19, están verificados en el Registro de ensayos clínicos de la Organización Mundial de la Salud, a partir de marzo de 2020.  A principios de marzo de 2020, CEPI anunció un objetivo de financiación de dos mil millones de dólares en una asociación global entre organizaciones públicas, privadas, filantrópicas y de la sociedad civil para acelerar el desarrollo de vacunas COVID-19, con compromisos hasta la fecha por parte de los gobiernos de Dinamarca, Finlandia, Alemania, Dinamarca, Finlandia, Noruega y Reino Unido. En abril, los imperativos de la iniciativa CEPI para el desarrollo de vacunas son la velocidad, la capacidad de fabricación, el despliegue a escala y el acceso global.

 

Por la tarde de ese día 11 de agosto, los ideologistas socialistas y/o comunistas celebraban que la supuesta vacuna haya sido descubierta por Rusia.  Lo real, desgraciadamente, es que “la izquierda” se la juega, nuevamente, con especulaciones y declaraciones. Nada nuevo.

 

Comparte con tus amigos










Submit