Vergüenza nacional

Vergüenza nacional

Comparte con tus amigos










Submit

Al embajador de México en Argentina, don Óscar Ricardo Valero lo agarraron con las manos en la masa robándose un libro. Su carrera diplomática parece haber terminado y todo indica que el régimen de AMLO lo mandará a la rechintola por haberse convertido en una vergüenza nacional.

El pasado 26 de octubre, don Ricardo Valero de 76 años de edad acudió en Buenos Aires, Argentina a la pomposa librería El Ateneo Grand Splendid donde cuidadosamente envolvió en un periódico, como se puede observar en el vídeo que le ha dado la vuelta al mundo un libro con el título Giácomo Casanova, cuya auditoría es del historiador y académico Frances Guy Chaussinand-Nogaret y después de pagar otros títulos iba saliendo a paso normal cuando de pronto, ¡pácatelas, sonó la alarma! y el policía lo detuvo en la puerta para que pagara libro que se le olvidaba robar. Que le costaba haber pagado los 189 pesos que costaba un libro por cierto de pasta rustica y el asunto no se hubiese regado como pólvora por todo el mundo.

Andrés Manuel López Obrador se pondría inmediata mismo a defender lo indefendible, pidiendo no lincharlo pues su carrera diplomática ha sido ejemplar y se trató de un error, ¡Pero que error tan garrafal!, porque Ricardo Valero quiso apantallar a los empleados de esa librería identificándose como el embajador de México en Argentina, seguramente ese fue su grande error. Todo habría quedado resuelto si el señor diplomático hubiese pagado el libro y el asunto no habría trascendido, ni se hubiese convertido en el gran escándalo diplomático que hoy exhibe al régimen Lopezobradorista como un régimen inmoral y a la nación azteca como un país de deshonestos ladrones.

Lógico, todo el mundo hacer cera y pabilo con Ricardo Valero. Los caricaturistas de México han hecho escarnio de muchas maneras. No tiene desperdicio el cartón de Rocha, en La Jornada que bajo el título de “Cuánto Valero este libro” retrata al diplomático mexicano exhibiendo en sus manos el libro robado como si lo estuviese promocionando. ¡Es una vergüenza nacional!

Comparte con tus amigos










Submit