¡Vienen peores tiempos en 2020!

¡Vienen peores tiempos en 2020!

Comparte con tus amigos










Submit

A VER, A VER… Si había la esperanza que a partir de 2020, la economía nacional pudiera despegar con medidas realistas y no salpicadas de caprichos populistas con crecimiento 0%, todo se vino abajo. Vienen peores tiempos para México con la T4.

JP Morgan, uno de los bancos más importantes del mundo hace un análisis lapidario sobre el paquete Económico 2020, entregado por el titular de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera, a la Chamara de Diputados.

 “Un análisis dentro del presupuesto mostró que el gobierno reconoce muchas de las deficiencias que mantienen el crecimiento moderado: un Estado de Derecho débil, falta de productividad, competencia débil, ineficiencias en los mercados laborales y financieros, entre otros”, Dice.

Destacó  JP Morgan que esta es una de las primeras veces que el gobierno hace referencias claras sobre la necesidad de aumentar la productividad y la certidumbre de la inversión; sin embargo, comentó que las recetas para hacerlo son “bastante vagas”.

En efecto, en el Paquete Económico para 2020 no se observan beneficios reales para los contribuyentes. Al contrario. Los altos tributos se mantienen o aumentarán como el caso del IEPS. Y lo más grave es equiparar a los presuntos evasores fiscales con la delincuencia organizada, en tanto que a los criminales reales se les habla con cariño y se les tolera en el país, con el cuento que “son pueblo”. Imagínense.

Se entiende que en todo país moderno los tributos se pagan con el compromiso de que se reflejen en beneficios de la población. No es el caso de México. Al menos no en 2019. Lo gritan quienes están sufriendo ahora por falta de medicinas e instrumental médico, así como aquellos que lloran a sus muertos caídos por falta de seguridad…

Y sí, mientras en Estados Unidos –nuestro principal cliente- hay una clara reducción a los impuestos, como el ISR que disminuyó de 35% a 21%, en México se insiste en mantener ese tributo arriba de 33%. Y lo peor, se ahuyenta a los inversionistas privados con amenazas e insultos.

Las tomas fotográficas en eventos públicos con Carlos Slim, el multimillonario, son un engaño. El sector privado se motiva con hechos reales, no con espejitos, dice Francisco Cervantes, dirigente de Concamin.

Arturo Herrera informó en conferencia de prensa que los recortes que se hicieron a cada Secretaría de Estado, dinero ya etiquetado, fue para tratar de salvar a Petróleos Mexicanos (un barril sin fondo y en quiebra técnica), cuyo monto es por 86 mil millones de pesos en 2019.

Cabe destacar que los recortes a las dependencias suman lo doble y engrosarán a la llamada “Partida Secreta” que manejará discrecionalmente el Presidente, sin que el Congreso de la Unión pueda vigilar.

Hacienda y Crédito Público anunció el fin de semana pasado un “ajuste” al IEPS (Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios) a los combustibles. Aunque desde Palacio Nacional se apresuraron a aclarar que no era “gasolinazo”, lo cierto es que ya se está reflejando un alza en los bolsillos de los consumidores.

El titular de Hacienda, dice: Respecto al IEPS que es un impuesto a los bienes que al consumir se produce un mal. Es el tabaco al consumir se produce cáncer; es el alcohol que al consumirse se produce alcoholismo, la gasolina que, al consumirse, al poder andar los vehículos se produce contaminación. “La idea del IEPS es un doble componente, es disuadir el consumo y si no se disuade se recauda, ésa es la idea”.

O sea, siempre habrá un pretexto para el cobro de impuestos y no para remediar el padecimiento.

La cuota de IEPS vigente para la gasolina Magna es de 4.59 pesos por litro y para la Premium es de 3.88 pesos, lo que significa que al no haber “estímulo”, Hacienda no absorberá el impuesto y serán los consumidores quienes pagarán la cuota completa. O sea, es un gasolinazo disfrazado. A esta cuota hay que agregarle el IVA de 16%.

Ante esa realidad, el Presidente Andrés Manuel López Obrador todavía lanza su clásico grito:  ¡No hay gasolinazo…Vamos requetebién¡ Vaya, vaya, vaya (unomasmega@gmail.com)

Comparte con tus amigos










Submit