Vino morenista, decanta

Vino morenista, decanta

Comparte con tus amigos










Submit

Los buenos vinos con el tiempo son exquisitos. El color vino del partido político Morena ha comenzado a decantarse, decae, se le dice en ese argot. En 2018 llegó Morena con su color vino como la mejor marca. Ganó casi, solo, las dos terceras partes de la Cámara baja y alta. Y por si fuera poco se llevó la presidencia. En la primera guerra Morena comienza a verse como un enemigo muy dividido en sus estructuras. Al inicio de esta guerra electoral, de acuerdo a varias encuestas, llevaba una enorme distancia en las preferencias. Y poco a poco se fue desvinando. Como se dice en el ambiente vitivinícola, el líquido no alcanzó a meterse en las barricas; es decir, no maduró. }

Analistas políticos señalan que este movimiento, para transformarse en partido político, tendría que institucionalizarse y para ello requiere de fortalecer sus estructuras, para lo cual requiere de, por lo menos, nueve años. A Morena le llegó muy rápido el poder. Morena dependió, en exceso, de las decisiones de una persona. Del presidente. Tal es y siguiendo su dependencia que quien hizo campaña fue el mismo Poder Ejecutivo, quien dicho sea de paso, no aparecerá en la boleta. El presidente jugó extraordinariamente su figura con sus decisiones en el actual proceso electoral. Pero eventos fuera de su alcance le golpearon su perfil, me refiero al evento del Metro.

Con esa fuerza política que posee la figura presidencial, en los últimos días decidió la compra de una refinería, y hubo festejos, porque descendería la tarifa de la gasolina. Sin embargo, esa refinería ostenta una enorme deuda. Las recientes encuestas señalan la caída de Morena en las preferencias. Esto obedece a, principalmente, sus envidias internas. Supusieron que la pura marca los llevaría al poder, y sí podría ser así, pero los celos fueron mayúsculos. Ellos mismos se hicieron el daño.

La oposición logró cohesionarse, formar un solo grupo, la mezcla va llenando los huecos. Aquí en Guerrero, partidos considerados pequeños se han acercado a la alianza PRI-PRD. Lo acaban de sellar los panistas. Han sido golpes psicológicos con destino hacia Morena. Faltan muy pocos días. Y, sigue el decaimiento del color vino. Resta esperar los resultados oficiales del 6 de junio.

Comparte con tus amigos










Submit