Y madruga el PRI

Y madruga el PRI

Comparte con tus amigos










Submit

ADÁN JUÁREZ

A VER, A VER… En este espacio nos unimos con comunicadores y sociedad civil para quitar el financiamiento público a los partidos políticos y al INE. El clamor fue contundente.

Algunos dirigentes partidistas respondieron, al darse cuenta de que cientos de miles de personas de todas las edades, en especial jóvenes que ayudaban a damnificados, repudiaron el derroche de las camarillas políticas.

Y cómo no. Esa sociedad civil es la que votará en los próximos comicios del 2018. Ni más ni menos.

Con movimientos rápidos sorprendió el dirigente del PRI, Enrique Ochoa Reza, que sin pensarlo mucho “madrugó” al resto de los partidos políticos que se quedaron en el discurso.

“Estamos renunciando al 100% del recurso público que recibiríamos en el 2017. Son 258 millones de pesos”, dijo.

“Además acudimos a la Cámara de Diputados con la representación del Partido Revolucionario Institucional, para presentar una propuesta de reforma constitucional, que tiene como propósito eliminar el 100 por ciento de los recursos públicos destinados a los partidos políticos”.

OCHOA REZA, sin despeinarse, lanzó la “invitación” a todos los partidos políticos, a que lleven a cabo la misma acción hoy, a que se establezca de manera puntual un compromiso a favor de las familias damnificadas por los dos sismos y que tenga como impacto un incremento en el recurso público de ayuda a los damnificados de cerca de mil millones de pesos.

De esta manera, en vía de mientras, los demás partidos tendrían que renunciar a los recursos públicos correspondientes a este 2017. Al PAN le corresponde regresar 190 millones de pesos; al PRD, 113 millones; PT, 54 millones; PVEM, 84 millones; MC, 78 millones; PANAL, 60 millones; Morena, 95 millones de pesos.

Aunque el caso Andrés Manuel López Obrador, se cocina aparte. Y Ochoa Reza lo trató en su justa dimensión:

“Hemos escuchado del dirigente de Morena que quiere apoyar a la población damnificada, pero lo hace de manera tramposa, porque su apoyo llegaría hasta las campañas de 2018, en algo más o menos seis meses. La ayuda se necesita hoy y el mecanismo jurídico está al alcance. Que cada partido político renuncie al 100 por ciento del financiamiento que tienen en el 2017 y que se reintegre a la Tesorería de la Federación. Los montos agregados de cada partido político sumarían mil millones de pesos de ayuda inmediata al pueblo de México”, señaló.

Tras esa sorpresa, vino otra mayor. Anunció una reforma constitucional que, tiene como propósito eliminar el 100% de los recursos públicos destinados a partidos políticos para 2018.

Se pondría a disposición del proceso de reconstrucción los seis mil 800 millones de pesos. “La propuesta es muy clara, una reforma constitucional que sea cero dinero público a los partidos políticos en México”. Se privilegiará recursos privados.

Todavía no nos reponíamos de esas sorpresas, cuando remató:

Planteó que con la propuesta de reforma constitucional, se eliminarían los diputados federales, los diputados locales y los senadores de la República plurinominales, de manera tal que la Cámara de Diputados federal se reduzca en 200 integrantes para bajar a 300; el Senado pase de 128 integrantes a 64; y eliminar los 438 diputados locales, por la vía plurinominal.

La suma de ahorros estimados con esta medida constitucional, sería cercana a los 11 mil 600 millones de pesos, dijo el dirigente.

Ante esa propuesta que parece de ciencia ficción, los simpatizantes de otros partidos acusaron de todo a Ochoa Reza, calificándolo de populista y hasta hubo quien lo comparó con Hugo Chávez y Maduro. Nada qué ver.

Los estrategas priistas, al parecer se dieron cuenta que la ola de rechazo de la sociedad civil a las camarillas partidistas crecía en todo el país. Y sacaron de la chistera esa propuesta.

Resulta que mientras los partidos políticos derrochan dinero público en tonterías y en propaganda de campaña, que a nadie interesa, cientos de miles o millones de mexicanos viven en la pobreza extrema, a veces con una comida de frijoles al día.

Lo que más caló a los jóvenes que se volcaron en ayuda de quienes sufrieron la pérdida de vidas y patrimonios, tras los sismos, fue ver a los políticos que se mantenían al margen y saboreando los millones saqueados del erario.

Así, la jugada priista considerada de tres bandas, sin duda, arrastrará a los demás partidos que son negocios millonarios de dinastías a costa de los contribuyentes. Vaya cinismo de rémoras. Veremos, veremos. (unomasmega@ yahoo.com.mx)

Comparte con tus amigos










Submit