Y sin corrupción, ¿qué?

Y sin corrupción, ¿qué?

Comparte con tus amigos










Submit

En caso de que en México desapareciera la corrupción; me pregunto sobre cuáles serían los incentivos o motivos de aquellos que viven de y para la política o de la llamada clase política, así como de los muchos que están deseosos de entrar al gremio o a la “mafia”, como lo tipifica el “ya casi Presidente”; de cuáles serían ahora sus propósitos de permanecer o dedicarse a esta actividad; porque no me cabe la menor duda de que el objetivo fundamental en cada uno de ellos no es otro que el de hacer fortuna a costillas del erario público; por lo tanto, de darse la situación de “un México sin corrupción” ¿Cuál sería entonces ahora el estímulo para hacer política?

Tal quehacer que según los politólogos es la de orientar o dirigir, de aglutinar y formar una fuerza que sería el medio para lograr el bien común; todos sabemos que esto es sólo una teoría, porque la realidad es la mencionada arriba.

La corrupción en México es alta y le ha hecho mucho mal, por tal razón, el Estado es ineficaz e ineficiente, no busca el crecimiento y el desarrollo económico; sus políticas económicas son contradictorias, de corto plazo y sin fines integradores; son políticas que caen en la mezquindad de intereses privados, de grupos, de élites.

¿Qué actitudes tomará la clase política de castigarse en serio la corrupción? El Estado es un instrumento de las clases dominantes y por lo mismo, son muchos los objetivos que se pueden perseguir de mantener el poder político.

Entre dichos objetivos están los intereses de la mayoría. Es necesario erradicar la corrupción.

Se debe empezar por derogar el artículo 108 de la Constitución General de la República, el cual reza que al Presidente de la República sólo se castigará por traición a la patria ¿y los delitos de abusos del poder, por corrupción, etcétera?

El Presidente debe contar con la protección para gobernar, no para que cometa abusos.

Comparte con tus amigos










Submit