¿Ya se cansaron?

¿Ya se cansaron?

Comparte con tus amigos










Submit

En los populares bailongos costeños, donde la algarabía se confunde con la arrechera, cuando los danzantes están en todo su apogeo, los músicos suelen preguntar al auditorio: ¿Ya se cansaron?

Y todos los bailarines guapacheros, embrutecidos hasta las manitas contestan al unísono, noooooo.
¡Ah ! dicen los trasnochados intérpretes, entonces, ¡ que siga la fiesta ! Y continúan las rolas hasta el amanecer…

Es curioso, en los medios televisivos existe un comercial en el que aparece un conejito que deja de funcionar porque se le acaba la pila. Se inmoviliza mientras el que está a un lado sigue como si nada.

En el escenario político ocurre lo mismo, hay tiempos, circunstancias, casualidades, coyunturas, instantes. No es lo mismo el escenario previo a 1988 al 2000 que el 2021.

La sociedad se ha transformado, hay otro escenario, hay jóvenes votantes que por más que les comenten del carro completo, del carrusel, del embarazo de urnas, de los mapaches electorales, o de la “caída del sistema”, la mafia en el poder, la nomenklatura, simplemente no comprenden.

Todavía existe en el imaginario social, la idea del porfiriato de 30 años, o de la dictadura perfecta durante 70 años.

Y aquella idea de la no reelección a la que tanto temían, hoy es una realidad sin que los cuadros de los grupos de poder se hayan servido de ella, lo mismo ocurre con la paridad de género.

Lo que parece que sigue siendo la misma narrativa es la de los políticos de antaño que creen que prometiendo cosas van a arribar al poder, o con solo la bendición del jefe máximo serán candidatos o ganadores del proceso electoral que se avecina.

Alianzas otrora impensables, hoy son una realidad, tricolor-sol azteca, pero sus candidatos como el conejito de la batería, se les han cansado y se han quedado en el camino.

En beneficiario no será el expresidente de Acapulco que ya es candidato a la gubernatura por el sol azteca, al contrario, dicha alianza es moneda de cambio para la jornada electoral que se avecina, donde los pactos o alianzas serán necesarias, pero no suficientes.

Y el todavía alcalde capitalino, que sueña con la reelección se quedará con las ganas. Y otra vez el sol azteca repite la historia de ganar perdiendo.

Comparte con tus amigos










Submit